LA PERCEPCIÓN DE DIOS (GÉNESIS 1:2)


LA PERCEPCIÓN DE DIOS (GÉNESIS 1:2)

22 de octubre de 2013 a la(s) 0:31

autor: Gerardo Jofre

 Veja’aretshayetah tojú vavojú vejóshej al-peney tejom verúaj Elohim merajéfet al-peney hamáyim.

(Génesis 1:1) En el principio creó Dios el cielo y la tierra. (Génesis 1:2) La tierra era caos y confusión y oscuridad por encima del abismo, y un viento(espíritu) de Dios aleteaba por encima de las aguas.

Estas son las primeras dos frases de la Biblia o del Tanaj. Y esto tiene una suma relevancia, porque es la primera información que se nos da de Dios y lo hace diciéndonos que interviene mediante acciones. Después en Génesis 1:3 podemos leer: “ Dijo Dios”…; interviniendo en la creación mediante su palabra. De ello concluyen los eruditos que la intervención mediante acciones procede probablemente de una tradición más arcaica que la intervención mediante la palabra. Pero el hecho es que en estos primeros versículos se coordinan ambas tradiciones que se han unido en la escuela sacerdotal. Dataría por tanto su origen entre los siglos VI y V a.C.

 

Tanto la primera frase (Génesis 1:1)como la segunda (Génesis 1:2) están conectadas. En el lenguaje bíblico “los cielos y la tierra designan la totalidad del universo”. Hoy vamos a ver la segunda parte del fragmento de Génesis 1:2. ya que el primero lo vimos antes.

 

oscuridad por encima del abismo,y un viento (espíritu) de Dios aleteaba por encima de las aguas”.

 

El abismo en hebreo es “Tehom” y se enlaza con la “Tiamat” del mito babilónico de la creación. Se trata del principio generador femenino identificado con el mar o el océano sobre el que flota la tierra. “Tehom” o abismo tiene que ver con las “aguas subterráneas”, las cuales están en “oscuridad”, ocultas a la superficie. Una vez que las aguas subterráneas salen a la superficie, bien en un manantial, o fuente, van a parar a un río y este a su vez desembocará en el mar. El abismo pues representa una sustancia que está oculta ante el hombre.

 

Y un viento (espíritu/aliento) de Elohim planeaba por encima de las aguas”.Rashi respecto a esta frase dice que “el Trono de Gloria suspendido en el aire y que se cierne sobre la superficie del agua por el aliento de la boca del Santo, Bendito Sea El y por sus dictámenes, como una paloma que se suspende sobre su nido”.

 

Entonces,para el judaísmo lo que planeaba por encima de las aguas no es “una paloma”, “ni una persona que sale de Dios”, “ni el espíritu santo”, tal y como el cristianismo lo entiende, sino “un trono de gloria”(en hebreo es Kise Hakavod).Y ¿ Qué es un trono de gloria?

 

Maimonides nos da la respuesta al subrayar que un trono es algo visible que indica la grandeza de quien ha sido juzgado digno de él; y su ilustración y alta posición tiene la autoridad. El trono de gloria es el Santuario.Porque un Santuario, indica la grandeza del que en él se ha manifestado y ha dicho “ un trono de gloria alto desde tiempo antiguo.Así en Jeremías 17:12 se dice: “Solio de gloria, excelso desde el principio”. El trono, o el Santuario, es identificado con “los cielos”, pues indica la grandeza de aquel que lo ha hecho existir. “Así dice Yahvé“los cielos son mi trono” (Isaías 66:1). Este revela , su existencia, su grandeza y su potencia. Ya tenemos pues una segunda sustancia. La primera es la de abajo, la segunda la de arriba”.Esto concuerda con la dualidad del universo. Sin embargo, los cielos, no es un lugar donde Elohim se instale, al ser su existencia, su grandeza y su potencia, no es algo separado de él, ni que sale de él, es el propio Dios. Esta última idea procedente del judaísmo no está tan alejada de la figura cristiana del Espíritu Santo. Cuando se habla de la Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo como de la misma persona, y después observo que el trono de gloria es algo inseparable de Dios, que forma parte del mismo, no puede negarse el parecido en este concreto punto.

 

De modo semejante a una paloma que sobrevuela el nido sin tocarlo, el Ruaj Helohim sobrevuela sobre las superficies de las aguas, aquellas que fueron reveladas”.

 

¿Qué sucede cuando una paloma vuela sobre el nido sin tocarlo?

 

Pues que entre el nido y la paloma sólo hay el viento producido por el aleteo. De igual manera lo único que nos llega de Dios es una influencia del aire de la paloma y esto es lo que mantiene la presión entre ambas sustancias: los cielos (arriba) y el abismo (abajo). El viento generado es un equilibrio para que la paloma no caiga en el nido. Es el manejo del aire lo que permite mantener la distancia entre la paloma y el nido. De igual forma nosotros únicamente percibimos el aliento de Dios, el viento generado por él, a través de su palabra o a través de su acción.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s